Por segundo año consecutivo la Federación de Balonmano de la Región de Murcia ha traído a la localidad el Tour del Pequebalonmano, a través del jumillano y coordinador de la actividad Jesús Montoya.

El Pequebalonmano en su edición de 2018 ya ha llegado a 700 niños

Como el mismo nos explicaba, “este es el tercer año que ponemos en marcha esta actividad deportiva, y de nuevo volvemos a venir a Jumilla. La actividad cada año aumenta en número de participantes”, decía Montoya, “en lo que llevamos de recorrido en este 2018 ya hemos llegado a 700 niños”.

De hecho en esta edición en el paseo el número de campos ha pasado de dos que fueron los que se montaron en 2017 a tres en este 2018.

La actividad no es competitiva y busca el fomento del deporte y la salud

Desde las 10.30 h de la mañana, del pasado domingo, se fueron dando cita los cerca de 100 participantes para disfrutar de una gran jornada de balonmano.

Jesús Montoya: “la actividad no tiene un carácter competitivo. Lo que buscamos es que los niños pasen una buena mañana de deporte, desde el respeto a sus compañeros”.

El coordinador de la actividad calificaba de muy positivo el evento para la promoción del balonmano entre los más pequeños, “el año pasado se creo en Jumilla la Escuela de Balonmano que acoge niños desde los 6 hasta los 9 ó 10 años, y en este curso el número de participantes ha aumentado”.

El Aquazumba tuvo muy buena acogida

Por otro lado en la Piscina Climatizada se organizaron tres sesiones de Aquazumba, de una hora de duración cada una de ellas a las 10.00 h, 11.00 h y 12.00 h de la mañana.

Esta actividad también tuvo muy buena acogida con gran afluencia de usuarios a las tres sesiones que se desarrollaron en el vaso pequeño de la instalación municipal.

Aquazumba en la piscina climatizada

Sesión de Aquazumba en la piscina climatizada

El Aquazumba es una disciplina de fitness que consiste en trasladar la práctica del zumba a un medio acuático donde se realizan los ejercicios aeróbicos de baile con bajo impacto.

La actividad estaba abierta a usuarios de cualquier edad, con el único requisito de hacer pie en la piscina y estuvo dirigida por Mario Mora.

Además también se habilitó el baño libre y de ocio en el vaso grande de la instalación.