Lo hacen en base a la denuncia de la plataforma ciudadana de Yecla, “Salvemos el Arabí”, en la que alertaban de la proliferación de cultivos de regadío en el Altiplano, terreno principalmente de secano en el que los acuíferos ya están sobreexplotados. Otras asociaciones como ANSE y WWF, no han dudado en calificar de irresponsable a la administración regional, por consentir que sigan ampliándose regadíos en la Cuenca del Segura a pesar de no estar asegurado el suministro para los regadíos tradicionales, señala IU-V. Se refieren a las plantaciones hortícolas (lechugas, brócoli, coliflor) con riego localizado. Según los datos aportados por esta formación política, se estima que para cada 100.000 kg de brócoli se utilizan 24 Millones de litros de agua y recuerdan que la Demarcación del Segura ya informaba del mal estado cuantitativo que sufren los acuíferos.

Influencia de químicos en el agua

Otra de las preocupaciones es la situación cualitativa del agua ya que con este aumento de plantaciones de regadío intensivo, puede haber variado el estado químico de las aguas debido a la filtración de los productos que se puedan estar utilizando en la tierra, ya que en gran medida, esta actividad agraria no se está realizando bajo los estándares de la agricultura ecológica.

Actuar antes de que sea tarde

Señala IU-Verdes que no quieren esperar a que la situación se convierta en insostenible y que se tenga que crear medidas urgentes cuando el daño ya esté hecho, así que piden que el Ayuntamiento solicite a la Confederación Hidrográfica del Segura que no se otorguen concesiones de agua para implantación de actividades que pudieran poner en peligro la salubridad de los acuíferos y que se intensifique la vigilancia y control sobre posible contaminación en los acuíferos o para evitar un posible exceso de extracciones, así como un informe íntegro y actualizado del estado de los acuíferos del término municipal y que el Ayuntamiento promueva y constituya un Consejo Sectorial para el Agua y el Desarrollo Sostenible. También que se solicite a la Confederación Hidrográfica un análisis actualizado de los niveles piezométricos de los acuíferos. Que el Ayuntamiento se comprometa a luchar contra cualquier administración que quiera permitir el fracking en nuestro término por el riesgo de desprendimientos en las bolsas de agua. Que el Ayuntamiento exija a la Confederación Hidrográfica del Segura y a la Consejería de Agricultura, los permisos de riego solicitados por las grandes explotaciones para conocer bajo qué criterios se conceden o desestiman, ya que se benefician de los excedentes de la concesión, que no usan nuestros agricultores y que el Ayuntamiento de Jumilla elabore un plan de reducción y eficiencia en el consumo general de agua para así salvaguardar nuestros acuíferos de una sobreexplotación innecesaria y evitable.

Situacion de las aguas subterraneas

Gráfico de la situación actual de las masas de agua subterránea