Llegamos a las últimas jornadas en el grupo IV de Segunda División B, en concreto quedan seis para que termine el campeonato y el FC Jumilla se encuentra en una situación delicada, con 34 puntos en zona de descenso a 3 de la salvación.

El rival de esta jornada sólo ha perdido un partido en su casa

El domingo los vinícolas visitarán el Nuevo Vivero del CD Badajoz, uno de los campos más complicados del grupo según explicaba el entrenador en la previa, “jugamos ante un rival que en su campo sólo ha perdido un partido al inicio de la primera vuelta”, continuaba Pato, “nosotros hemos trabajado bien y estamos preparados para jugar allí”.

En los últimos tres partidos los de Pato han sumado dos puntos

El FC Jumilla llega a este encuentro tras sus tres jornadas consecutivas ante equipos de zona de play-off que se ha saldado con dos empates y una derrota. Empató a uno en casa con el Extremadura, perdieron 3-0 en el primer derbi regional en Cartagena y la pasada jornada empataron a cero en el Uva Monastrell. Este bagaje de 2 puntos en 3 partidos les ha llevado a volver a caer a zona de descenso directo a una distancia de 3 puntos con la plaza de promoción y los puestos de salvación directa.

Los partidos que le quedan al Jumilla son ante equipos en descenso o en apuros para asegurar la permanencia

En estos seis partidos que restan los rivales ya no serán equipos de la zona alta sino conjuntos que se encuentran en zona de descenso como el Betis y el Lorca Deportiva o equipos que no tiene todavía nada asegurado como el rival de esta jornada, el CD Badajoz.

Respecto al rival, Pato ha afirmado que se trata de uno de los equipos que juega con mayor intensidad de todo el grupo IV, “se baten muy bien en los duelos y saben leer las segundas jugadas. Es un equipo muy físico y constante durante los 90 minutos”.

El encuentro será este domingo 8 de abril a las 18.30 h.