bajada-cristo-reja-jumilla-frailes

Parada en la Ermita de San Agustín para saludar a la Patrona

Esta antiquísima imagen, que se venera en la iglesia del Convento de Santa Ana, la utilizaban los frailes para peregrinar debido a su escaso peso, bajó ayer tarde desde el Monasterio Franciscano de Santa Ana portada por los niños y niñas que entusiasmados hicieron el largo itinerario que finalizó en la Iglesia de San Juan.

El motivo por el que el Cristo de la Reja baja a Jumilla es para participar en las procesiones de la Semana Santa, en la del Santo Entierro procesionado por la Cofradía de Santísimo Cristo de la Caída.

bajada-cristo-reja-jumilla-santana

La Bajada comenzó tras la Misa de Despedida

Partió de la Iglesia del Monasterio Franciscano de Santa Ana en peregrinación, acompañada de muchos fieles, fundamentalmente niños con destino a la Ermita de San Agustín, para saludar a la Patrona de Jumilla, Nuestra Señora de la Asunción, y desde allí a la Iglesia de San Juan Bautista, donde el párroco de la misma, José Andrés Alcolea, le dio la bienvenida, tanto a la imagen como a los fieles.

Los niños fueron, como viene siendo habitual, quienes portaron a hombros al Cristo de la Reja, o de las Tres Bendiciones hasta su llegada a la Parroquia de San Juan. En todo momento estuvieron acompañados de los padres franciscanos Fray Francisco Oliver y Fray Javier Rojo.

 

bajada-cristo-reja-jumilla-sanjuan

Llegada a la Iglesia de San Juan