En el turno de Ruego y Preguntas del pasado Pleno ordinario de Enero se vivió un momento tensó hasta el punto que la alcaldesa tuvo que elevar en exceso la voz para que se calmaran los ánimos entre los concejales de ambos lados.

‘no nos sorprendería que nos mienta una vez más’

El detonante fue la pregunta que el concejal popular Aitor Jiménez Poveda dirigió al concejal de Obras, Francisco González, al que preguntó por la paralización provisional de la construcción del vaso olímpico de las piscinas del Polideportivo Municipal La Hoya. Al respecto señaló que el responsable de obras llevaba dos meses diciendo que se habían parado por recomendación de la empresa debido a las bajas temperaturas que evitaban que fraguara bien el hormigón, y añadió que esa misma mañana habían sabido que en realidad se debía a un problema con las tuberías, a lo que le preguntó a González si les iba a decir los motivos reales, ‘aunque no nos sorprendería que nos mienta una vez más’.

‘Si sus padres no le han dado educación…’

La reacción de Francisco González fue enérgica contestando a Jiménez Poveda que retirara el insulto de ‘mentiroso‘ que le había dedicado porque había demostrado no tener educación’, literalmente le dijosi sus padres no le habían dado educación o la han dejado en un pajar es problema suyo’.

La alcaldesa tuvo que ponerse enérgica

Alboroto en el Pleno, cruce de acusaciones, e intervención de la alcaldesa pidiendo orden, que tuvo que reiterar en varias ocasiones, hasta el punto de tener que gritar para que le hicieran caso.

Para el concejal popular, el responsable de obras insultó a su familia y criticó que algunos políticos en lugar de defender las acusaciones con argumento caigan en el insulto. Y añadió que el político está para servir al ciudadano y no para provocar este tipo de espectáculos.

francisco-gonzalez-concejal-psoe-jumilla

Francisco González, concejal de Obras.