IU-Verdes recuerda que en los últimos días de Diciembre se ha podido conocer que se han pagado por el Ayuntamiento de Jumilla varias facturas de la Federación de Natación, conformadas y visadas por quien procede. Facturas Federación de Natación de Murcia: Tramitación de 17 licencias, Coste de Arbitraje tercer trimestre y otra factura sin concepto (los importes son respectivamente 680, 63 y 300 euros). Al no conocer todo el detalle este grupo pedirá las explicaciones oportunas.

La opinión de Izquierda Unida-Verdes es que debe haber una transparencia total con los gastos que se pagan a todos y cada uno de los diferentes colectivos deportivos y al no encontrar gastos de tramitación de licencias federativas de otros clubes en las facturas del año pasado suponen que no se han pagado a otros colectivos que tampoco tienen subvención. En el caso de colectivos que tienen subvención lo lógico es que los gastos que asume la Concejalía con esos colectivos fueran también públicos y transparentes para todo el mundo del deporte en Jumilla.

Señalan que IU-Verdes de Jumilla no tiene nada en contra del colectivo aludido, de hecho se presentó una enmienda a los presupuestos, que rechazó el PSOE en el que se proponía que a ese club y a otras 6 asociaciones tuvieran subvención o se incrementara.

Son bastantes los gastos diversos que se asumen por la Concejalía de Deportes que están relacionados con colectivos y lo lógico es que antes de comenzar cada año se le dijera a cada colectivo el importe tope por el que la Concejalía asumirá gastos que generen en los eventos que organizan. Eso debería ser público y conocido por todos los integrantes de ese y por los demás colectivos.

Sobre las subvenciones del 2017 y tras lo acaecido con un club al que no se ha podido dar la subvención nominativa prevista en el presupuesto por no cumplir los requisitos y que esa cantidad por lo tanto no haya podido ser redistribuida entre otros, Izquierda Unida Verdes va a proponer que todas las subvenciones deportivas sean en concurrencia competitiva en lugar de ser nominativas. De esta manera, ningún colectivo puede quedarse fuera como ha sucedido en el pasado año, ya que al no aparecer en el presupuesto no pueden optar a las ayudas, algo que no sucedería si se crease una partida genérica que se podría repartir entre todos los colectivos mediante la oportuna convocatoria y la redacción de unas bases claras.