El Centro Deportivo Olivares, referencia en Jumilla del deporte del taekwondo, celebró el pasado domingo los exámenes de invierno para el cambio de cinturón con casi 70 taekwondistas en estos.

Cinturones desde el blanco hasta el azul-marrón fueron los exámenes de la mañana

Una vez más el gimnasio del IES Arzobispo Lozano fue el escenario escogido para albergar los exámenes, en el que se dieron cita los maestros del Club Jang de Albacete, centro al que está adscrito el centro de la localidad.

Como nos explicaba in situ el maestro de taekwondo, Pedro Olivares, este evento se celebra domingo para que los padres puedan acompañar a sus hijos y sean testigos de la evolución del niño.

Como novedad, en Jumilla, se examinaron por la tarde para el cambio a cinturón negro

Por la mañana se llevaron a cabo los exámenes de los más pequeños, con cinturones desde el blanco hasta el azul-marrón. Y por la tarde fue el momento de examinar a los adultos, con la novedad en esta ocasión de tener a dos taekwondistas de la localidad examinándose para el cinturón negro. Novedad porque este examen hasta ahora siempre lo han realizado en Albacete.

La ceremonia de entrega de cinturones se realizó en el Centro Deportivo Olivares

Al día siguiente en el Centro Deportivo Olivares tuvo lugar la ceremonia de entrega de los nuevos cinturones para todos los alumnos que participaron, desde el más pequeño con 4 años hasta el más mayor que superaba los 65 años.