Benito Santos Sigüenza es concejal del Ayuntamiento de Jumilla desde junio de 2011, hasta hoy formando parte del grupo municipal de IU-V, y a partir de ahora seguirá siendo concejal no adscrito, tal y como ha comunicado a la alcaldesa de la Corporación hoy mismo.

Concejal no adscrito

benito-telejumilla

Un concejal no adscrito es aquel que forma parte de la Corporación Municipal, pero no forma parte de a ningún partido político en la Corporación.

IU-V no está trabajando como ha sido tradicional en la formación

Ha abandonado la formación por la que concurrió a las elecciones municipales, tanto en 2007 como en 2011, por diferencia de criterio con su partido en cuanto a la forma de trabajar como grupo de la oposición, pero no abandona la Corporación, en la que seguirá estando y presentado propuestas y apoyando aquellas que sean beneficiosas para Jumilla, “vengan de cualquiera de los tres partidos que la forman”.

Recuerda que cuando entró en sustitución del único concejal que su grupo tenía en la legislatura 2007-2011, José Antonio Pérez, éste le enseñó una dinámica de trabajo constante, que continuó en la siguiente legislatura (entonces formada por Pérez y Benito Santos), y que no ha seguido siendo así en la actual ( de la que son concejales Ana López, María Ríos y Benitos Santos, hasta ayer), por lo que ha manifestado a su partido en reiteradas ocasiones, tanto a nivel local como regional, que no estaban haciendo la oposición que venía siendo tradicional en IU-V.

Amenaza de expediente disciplinariobenito-santos

Continúa, el ahora concejal no adscrito, que la dirección local hacía oídos sordos, y que la regional le ofreció tres posibilidades: que desapareciera IU-V Jumilla, que se le abriera un expediente a Santos (lo que él consideró una amenaza) o el diálogo. Y optó por la tercera, pero con el paso del tiempo esta opción no ha servido para nada, con lo que “decido abandonar el partido pero no el Ayuntamiento, donde seguiré haciendo políticas de izquierdas”, matiza.

Se queda con el acta de concejal

Señala, además, que IU-V le ha pedido el acta de concejal, pero dice que no la entregará por que no piensa traicionar a quienes le votaron, y añade que están produciéndose más bajas de militantes de IU, no siendo el suyo el único caso, por lo que le augura un mal futuro a la formación, “muy a su pesar”, señala.

También considera que detrás de toda esta operación hay una ‘mano negra‘.

Santos no acataba las directrices de su grupo

iu-plenoPor su parte, Izquierda Unida Verdes de Jumilla señala que el pasado 18 de noviembre se celebró una Asamblea local y por unanimidad se pidió la dimisión de dicho concejal por las continuas discrepancias con la línea política y las directrices de funcionamiento marcadas por la Asamblea y el grupo municipal. Este problema se viene arrastrando desde hace un tiempo y se han realizado diversas reuniones y asambleas en torno a este tema tratando de solucionarlo, aunque finalmente no haya sido posible, señalan desde la formación.

En esa Asamblea también se decidió abrir un expediente disciplinario y ante la negativa de Santos de atender a la petición de la Asamblea de entregar su acta de concejal. Él mismo pidió la baja en Izquierda Unida.

La formación aclara que en ningún caso el motivo es personal ni se basa en la relación entre ninguno de las compañeras de la organización. Los motivos hay que encuadrarlos en diferencias políticas, por un lado con la línea política a seguir y por otro lado con la diferente política o forma de funcionamiento de IU Verdes tras las últimas Asambleas regional y estatal, ya que además desde hace unos meses los estatutos de esta formación han cambiado y contemplan un modo de funcionamiento distinto, más abierto y participativo, y como siempre asambleario.

Desde la organización IU quieren dejar claro que no ha habido en ningún caso falta de esfuerzos por integrar o asumir distintas posturas, sino de que lo que ha habido ha sido falta de voluntad de asumir posicionamientos de la mayoría de la Asamblea de Izquierda Unida-Verdes.