jose-antonioAyer fallecía a los 92 años uno de los personajes más populares de Jumilla (por su trabajo) y más querido (por su carácter), el fotógrafo José Antonio Tomás García, quien durante más de cuarenta años estuvo entregado a una profesión gracias a la cual los jumillanos tenemos la posibilidad de conocer nuestra historia de las últimas décadas.

Esa historia está presente en la Sala de los Oficios del Museo Etnográfico Jerónimo Molina, que además, lleva su nombre, en homenaje a la cesión que en 2013 hizo de todo su archivo y material fotográfico, ahora custodiado por el Ayuntamiento de Jumilla.

Su hija, la reconocida escritora Ana María Tomás, señala que “gracias a su amor por la fotografía, quedaron para siempre fijadas oficios y labores ya perdidas sabiendo conjugar como pocos, trabajo, afición y sobre todo vocación, reteniendo a través del clit de su máquina, el espíritu que impregna nuestra tierra y nuestra cultura“.

familiaJosé Antonio Tomás García, demostró a lo largo de su vida que se puede ser también historiador gráfico de la ciudad, de su cultura popular, sus tradiciones, usos y oficios, con una exploración diaria de todos los ambientes de Jumilla, durante medio siglo.

José Antonio, casado con Lola Olivares, tuvieron dos hijas, Ana María y Violante, casadas con Pedro Miguel y Fernando, que les dieron cinco nietos.

El funeral y entierro por José Antonio tendrá lugar esta tarde en la iglesia de El Salvador a las 4’30 h.