Internos en la Unidad de Tratamiento Especial (UTE) del Centro Penitenciario Murcia II, ubicado en Campos del Río, han construido a escala una réplica del milenario castillo de Jumilla, utilizando para ello planos realizados ex profeso para este proyecto por el arquitecto jumillano Ángel Francisco Cutillas.

La fabricación se ha realizado con material reciclable, escasas herramientas adecuadas para este tipo de artesanía en cumplimiento de las estrictas normas de seguridad.

Se trata de una de las piezas más relevantes de la Exposición Nacional Presos de las Bellas Artes y Artesanía, que en honor a la Santísima Virgen María de la Merced, patrona de cautivos, excautivos y funcionarios de prisiones, organiza anualmente la Asociación Templarios de Jumilla como terapia formativa entre la población reclusa que participa en su Proyecto Fénix Presos de las Bellas Artes y Artesanía, al que concurren trabajos de más de una veintena de centros penitenciarios del territorio español.

Actualmente la muestra se expone en el Área Sociocultural de la penitenciaria murciana con más de cien trabajos entre pictóricos y artesanales