Acaban de iniciarse las obras para la mejora y reposición del firme de la carretera RM-A10 en las que la Consejería de Presidencia y Fomento invertirá más de 241.000 euros.

La actuación se realizará en un tramo de nueve kilómetros del denominado camino del Boquerón, que conecta la autovía del Altiplano, A-33, con los núcleos de población de Casablanca, El Boquerón, La Zarza y Cañada del Trigo, y discurre por los municipios de Abarán, Abanilla y Jumilla.

Este vial tiene una anchura media de plataforma de cinco metros, soporta una media de tráfico anual de 170.820 vehículos y es muy transitada, ya que da servicio a gran cantidad de explotaciones agrarias.

Las obras consisten en la limpieza de la cuneta para recuperar el drenaje de la carretera, saneamiento del firme, ensanche de la plataforma en los tramos con menor anchura con excavación y relleno con zahorra.

Además, se aplicará doble tratamiento superficial de riego asfáltico en algunos tramos y triple en el resto de la carretera y revestimiento de cunetas con hormigón en los tramos necesarios.

En cuanto a la señalización, se realizará el repintado de las marcas viales laterales y la reposición de la señalización vertical.