El recinto 14 del Cementerio Municipal de Jumilla está siendo reparado durante esta semana, ya que estaba sufriendo un desplome hacia el interior debido a un asiento en su apoyo con el terreno. Se hacía necesario intervenir con el objetivo de frenar el movimiento del recinto y para ello se está llevando a cabo una consolidación del suelo con una tecnología que consiste en inyectar resina con alta presión de expansión y rápido hinchamiento.

Francisco González, concejal Obras: “los problemas en el recinto se produjeron por la continua filtración de aguas pluviales ante el mal funcionamiento de un sumidero y la existencia de parcelas de panteones sin pavimentar”.

Con esta actuación se va a conseguir compactar el terreno y rellenar los huecos, dándole al terreno la resistencia que actualmente no tiene. El endurecimiento es muy rápido, por lo que no se crean daños en la estructura. Para inyectar la resina se realizan distintas perforaciones de apenas 26 milímetros y se introducen tubos a distintas profundidades.

Las obras están siendo llevadas a cabo por la empresa especializada Uretek. El coste de la misma es de 9.486,40 euros y se ejecuta en apenas 24 horas sin ningún tipo de residuos ni apenas señales. En unos cinco o seis meses el edificio queda totalmente asentado.

tecnico-explica-procesoEl concejal de Obras y Urbanismo, Francisco González, ha explicado que “los problemas en el recinto se produjeron por la continua filtración de aguas pluviales ante el mal funcionamiento de un sumidero y la existencia de parcelas de panteones sin pavimentar”.

Se ha aprovechado para reparar el sumidero y se han pavimentado las zonas de tierra.