La bodega jumillana Juan Gil sigue con su expansión nacional y acaba de sacar al mercado el primer producto de su último proyecto vinícola, en esta ocasión en la Denominación de Origen Rioja. Se trata de un vino tinto joven con roble. Honoro Vera Rioja 2016, que cuenta con 92 Puntos Kúper, puede ser el principio de una gama de por lo menos tres, (Joven, Crianza y Reserva).

Honoro Vera Rioja 2016 de la bodega jumillana Juan Gil, que cuenta con 92 Puntos Kúper, está especialmente indicado para compartir con arroces, pasta, verduras, jamón, embutidos, carnes asada o a la parrilla, quesos frescos y curados.

Muy acertado ha sido el toque de barrica francesa durante cinco meses en parte del vino (un 10% aproximadamente), perfectamente ensamblado, lo que aporta frescura con una variedad de aromas y gustos muy sutiles tanto en boca como en nariz.
Las uvas para elaborar este vino  provienen de viñedos plantados en suelos calizos ricos en arcilla. La fermentación se realizó en pequeños tanques de acero inoxidable durante 15 días a temperaturas inferiores a 27ºC.

Se trata de un vino equilibrado, muy afrutado, con un paso de boca especiado, taninos maduros, sabroso, mineral con un largo final de boca que deja recuerdos de cacao fino.

Está especialmente indicado para compartir con arroces, pasta, verduras, jamón, embutidos, carnes asada o a la parrilla, quesos frescos y curados.

Como es habitual en esta empresa vinícola, no se ha dejado ningún detalle al azar, hasta el punto de que la etiqueta enamora e invita a probarlo lo antes posible.