El equipo de la localidad que durante cuatro temporadas consecutivas ha militado en la máxima categoría del fútbol sala nacional, esta temporada 2017-2018 no competirá en Segunda División.

Se ha intentado hasta el último momento conseguir un patrocinador

La directiva del equipo ha peleado hasta el último momento para conseguir un patrocinador importante que pudiera garantizar solvencia económica durante toda la temporada en Segunda División que era donde le tocaba ahora al equipo competir tras no aguantar la categoría la pasada campaña en Primera División. Esto no ha sido así de manera que el equipo no ha sido inscrito para la División de Plata.

Aunque no se compita en Segunda, el club va a tratar de sacar equipo en Segunda División B

Desde el club han indicado que se está trabajando para tratar de competir en Segunda División B pero también está difícil por la falta de apoyos económicos.

El equipo ascendió a Primera División bajo el patrocinio de Central Quesera Montesinos

El club jumillano ascendió a Primera División bajo el patrocinio de la empresa local Central Quesera Montesinos, que estuvo con el equipo durante varias temporadas, después se hizo cargo del patrocinio Bodegas Carchelo y en esta última temporada tuvieron el apoyo de Bodegas Hijos de Juan Gil, además de otras aportaciones privadas de menor cuantía durante el periplo por la Primera División.