La Guardia Civil ha interceptado al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas en la carretera RM-714, a la altura de Jumilla, que conducía bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Por ello, ha sido denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia enfrentándose a sanciones de multa de 1.000 euros y pérdida de seis puntos del permiso de conducción.

La actuación tuvo lugar el pasado sábado, cuando efectivos del Destacamento de Tráfico de Cieza de la Guardia Civil realizaban actividades específicas de vigilancia de la seguridad vial e inspección del transporte en carretera, a la altura del kilómetro 0,300 de la carretera RM-714 (Jumilla-Caravaca de la Cruz), a la salida de Jumilla.

Los agentes identificaron al conductor de un vehículo articulado de 40 toneladas y le practicaron la preceptiva prueba de alcoholemia que resultó negativa, si bien su comportamiento hizo sospechar de un posible consumo de sustancies estupefacientes o psicotrópicas.

Una vez practicada la prueba indiciaria de detección de drogas en salida, ésta resultó positiva en anfetaminas. Por este motivo, el conductor, de 40 años y nacionalidad española, que circulaba con un cargamento de palets desde Torres de Segre (Lleida) hasta Cieza, fue denunciado ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia, por una infracción a la Ley de Seguridad Vial.

A este conductor también se le ha formulado otra denuncia ante la Dirección General de Transportes, Costas y Puertos de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia por irregularidades en materia de tacógrafos que lleva aparejada un multa de 1.001 euros.

El vehículo quedó inicialmente inmovilizado, hasta que, transcurridas unas horas, se desplazó un conductor habilitado que se hizo cargo del vehículo.

Al conductor implicado en la infracción se le obtuvo una segunda muestra de fluido oral para su remisión a un laboratorio acreditado para contrastar este primer resultado provisional, conforme a la normativa vigente.