Servicios sanitarios de emergencias no han podido salvar a un hombre, que ha muerto accidentalmente este medio día mientras trabajaba en las obras de asfaltado de la autovía A-33, entre Jumilla y Yecla, a la altura del término municipal de Yecla. Otro trabajador, compañero del fallecido, ha tenido que ser atendido por una crisis nerviosa.

El 1-1-2 recibía llamada informando del accidente a las 12.06 horas. Indicaban que un trabajador había sido aplastado por dos máquinas y se encontraba inconsciente. Al lugar se movilizó una Unidad Móvil de Emergencias del Servicio Murciano de Salud, cuyo personal sanitario no pudo más que certificar el fallecimiento del accidentado y asistir a un compañero, afectado por una crisis de ansiedad.

El incidente ha sido informado al Instituto de Seguridad y Salud Laboral de la Región de Murcia.