Anoche se presentaron las obras del nuevo alumbrado de la zona residencial de Santa Ana. Con la presencia de la alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola, y el concejal de Obras y Urbanismo, Francisco González, se realizó un encendido simbólico de toda la iluminación.

Se han sustituido todas las luminarias anteriores, que contaban con más de 30 años de antigüedad y llevaban bastante tiempo dando problemas, con averías continuas. Se han colocado 40 farolas de tipo led de 20W en la calle hacia la Fuente de la Jarra y de 26W en la zona de la carretera hasta el acceso al Monasterio. Se han renovado, además, las cabezas de las farolas, las canalizaciones, los cables, la puesta a tierra y el cuadro de mandos.

La iluminación anterior había quedado obsoleta, hasta el punto que hacía inviable hasta su reparación. Se trataba de luminarias de vapor de sodio de alta presión de 100W sobre báculos y brazo mural en el convento y en las viviendas y los cables estaban completamente destrozados, sin protección adecuada y sin puesta a tierra.

La potencia instalada ha quedado ahora en 1KW y el coste de la obra ha sido de 50.859,87 euros. Ha sido llevada a cabo por la empresa Maisi S. L.

Esta nueva iluminación propiciará un ahorro energético con respecto a las anteriores de entre un 60 y 70%, permitirán una medición exacta del consumo, una mayor optimización del mantenimiento y la reducción de emisión de gases de efecto invernadero, así como una mayor seguridad.

Esta obra forma parte de la inversión cercana al medio millón de euros en mejorar la iluminación pública que el Ayuntamiento está realizando en diferentes puntos de la ciudad. Están cerca de su finalización la renovación de las luminarias de parte de la calle Goya, así como de las calles y accesos del Polideportivo La Hoya, hasta la fecha inexistente. Ya finalizaron las de las avenidas de la Libertad, Murcia, Yecla y Ronda Poniente.